La posibilidad de que los pastores con sus equipos de nuevas generaciones (Encargados de niños, líderes de adolescentes y pastores de jóvenes y universitarios) desarrollen en equipo ese panorama estratégico de cara al futuro de sus congregaciones.